Text Size
Domingo, Diciembre 21, 2014
bg articulos

  

La frase del día: 

"Cuando carecemos de esperanza, vivimos llenos de deseos"
Dante Alighieri

¡Necesitamos la paz!

Autor: Antonio CAÑIZARES, Cardenal Prefecto de la Congregación de Culto Divino

La paz está amenazada, muy amenazada. La paz está rota en Siria y en otros muchos lugares de la tierra. Guerras, conflictos, violencia, terrorismo... continúan cosechando víctimas inocentes y generando divisiones y heridas que no se cierran. La paz parece, a veces, una meta verdaderamente inalcanzable. Con el panorama de fondo que tenemos en estos últimos tiempos, ¿cabe esperar la paz? ¡Sí, cabe esperar que venga la paz! ¡Podemos y debemos esperar una verdadera paz en el mundo; habrá un futuro de paz en la tierra! ¡La paz es posible! No se trata de un eslogan, sino de una certeza, porque la paz ha llegado ya en Aquél que trae la paz, que anuncia gozosamente la paz, que ha vencido el odio, que proclama bienaventurados a quienes trabajan por la paz. Ante una paz amenazada y rota, en una situación difícil para la paz como la que atravesamos, no podemos cruzarnos de brazos, o permanecer atenazados por el temor o la incertidumbre, o por la sola crítica a quienes la amenazan o la rompen. Necesitamos intervenir. Todos.

El Santo Padre no cesa de llamar a la paz, sobre todo en Siria, sobre todo desde su vibrante y angustioso llamamiento a la paz durante la oración del Angelus del domingo primero de este mes de septiembre, prolongado en todas sus intervenciones posteriores y hasta en el mismo semblante de preocupación que se adivina en su rostro. En este llamamiento no cesa de recordarnos que una de las intervenciones, sin duda una de las más poderosas, es la oración. La oración entraña un enorme poder espiritual, sobre todo cuando va acompañada del ayuno, del sacrificio y del sufrimiento. Por eso convocó a toda la Iglesia, al resto de las confesiones cristianas, a las otras religiones e incluso a los no creyentes, a una jornada de ayuno y de oración el pasado sábado. ¡Qué impresionante la plaza de San Pedro, en Roma, el sábado por la tarde noche!, llena de gente orando con el Papa, a quien, simultáneamente, se le acompañaba en la misma plegaria en todos los rincones de la tierra: el mundo de rodillas implorando la paz, de Quien viene y vendrá, con toda certeza, la paz.

Pero aquello del pasado sábado no fue un acto de unas horas que pasa. Esa plegaria y aquel ayuno continúan. Todos quedamos emplazados para unirnos al Papa, desde nuestro sitio, para seguir orando y suplicando a Dios por la paz, con ayuno y sacrificio, unidos a tanto sacrificio de cuantos sufren lo inimaginable por la falta de paz, por la guerra fratricida –amasada de intereses bastardos–. La oración, resistente como el acero cuando se templa bien al fuego del sacrificio y del perdón, hecha con fe y absoluta confianza y con todo el corazón, es la sola arma eficaz para penetrar hasta el corazón, que es donde nacen los sentimientos y las pasiones de los hombres, arma eficaz para acabar con la guerra, para que se implante la paz y se destierre de manera definitiva la violencia, el odio, la injusticia.

Para alcanzar la paz, además, educar para la paz. Esto es más urgente que nunca, porque los hombres, ante las tragedias violentas y destructoras que siguen afligiendo la humanidad, están tentados de abandonarse a la resignación y al fatalismo, como si la paz fuera un ideal inalcanzable. Hay que seguir apostando por una evidencia: ¡la paz es posible; más aún, la paz es necesaria! Necesitamos la paz que exige dominar el afán de todo hombre de sobresalir y de vencer, la intolerancia frente a los que piensan de manera diferente, o la tendencia a la exclusión. Necesitamos la paz que es fruto del cumplimiento de las bienaventuranzas, de la extinción de la causa de la violencia y de la ambición desmesurada del poder, de las riquezas, del interés propio y del egoísmo. Necesitamos la paz que antepone a otras cosas la mansedumbre, que ofrece a los demás el poder y la supremacía –que no el «vasallaje» ni la rendición a la injusticia ni a la iniquidad–, y que exige hacer gestos valientes de desarme, de diálogo auténtico, de afabilidad firme. La paz exige humildad –también social– para aceptar cualquier iniciativa que venga a solucionar o a perfeccionar la vida social. La paz se ha de construir sobre los cuatro pilares o bases señaladas por Juan XXIII, la verdad, la justicia, el amor y la libertad. Se impone pues un deber a todos los amantes de la paz, a los constructores de la paz: educar a toda la población en estos ideales, para preparar una era mejor para toda la humanidad. Educar en la legalidad y observancia del derecho, porque el derecho favorece la paz –«si quieres la paz, trabaja por la justicia», trabaja por el derecho, reza un viejo adagio–, educar en el respeto al orden jurídico y ético: así la fuerza material de las armas será reemplazada con la fuerza moral del derecho y de la moral. El derecho internacional está llamado cada vez más a ser exclusivamente un derecho de la paz, concebida en función de la justicia y de la solidaridad. Y, en este contexto, la moral debe fecundar el derecho; ella puede ejercer también la anticipación del derecho, en la medida en que indica la dirección de lo que es justo y bueno. Pero no se llegará al final del camino si la justicia no se integra con el amor. Por sí sola la justicia no basta. Más aún puede llegar a negarse a sí misma, si no se abre a la fuerza más profunda del amor. Y aquí tocamos la clave principal para la convivencia y la paz. Me decía hace un par de meses escasos un político muy conocido y de relieve internacional, un gran estadista de un país que sabe tanto históricamente de sufrimientos y de violencia: «Sin Dios no habrá convivencia entre los hombres y los pueblos; sin Dios no es posible la paz»: No lo olvidemos, Dios es, Dios es Amor. ¡Necesitamos la paz. Necesitamos a Dios. Sin Dios no será posible la paz, que es don suyo y reclama el amor!

articulos
Prev Next

Sobre la cuestión moral

Autor: Andrés David QUIROGA, sacerdote

Sobre la cuestión Moral se hace necesario reflexionar con mayor honestidad en la actualidad, ya que existe una fuerte negación de la Verdad en(...)

Leer más...

El clima del Pontificado y una nueva per…

Autor: Pietro DE MARCO, sociólogo

Me cuentan este caso reciente, sintomático del clima católico que está aflorando: se trata de una histórica asociación florentina de(...)

Leer más...

En Alemania se lanzan a derribar el tabú…

Autor: Jorge SOLEY, economista

Nuevo paso hacia adelante: seguimos avanzando y cada vez tenemos más parte de nuestro cuerpo suspendido en el vacío sobre un(...)

Leer más...

Hacia un nuevo Sínodo frustrado

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La publicación del nuevo cuestionario que será enviado a las Diócesis de todo el mundo para preparar el próximo Sínodo de los Obispos sobre la familia, ha vuelto a(...)

Leer más...

¿Quién es competente para modificar el M…

Autor: Velasio DE PAOLIS, cardenal

El tema del acceso a los sacramentos, especialmente a la Eucaristía, por parte de los divorciados vueltos a casar ha sido objeto de reflexión(...)

Leer más...

Una petición abierta a Su Santidad el Pa…

Autor: Raad Salam NAAMÁN, católico iraquí exiliado

Beatísimo Padre Su Santidad Papa Francisco:

Leer más...

Las investigaciones con células madre em…

Autor: Nicolás JOUVÉ, investigador

El pasado 26 de noviembre se divulgó(...)

Leer más...

Otra forma de hacer política

Autor: Juan Manuel DE PRADA

Se cumplieron las expectativas y el Gobierno decidió retirar la mil veces anunciada reforma de la ley del aborto, cumpliendo una vez más aquel(...)

Leer más...

El "complot" del cardenal Kasper (y otro…

Autor: Jorge Enrique MÚJICA, sacerdote

El 23 de noviembre el diario británico The Sunday Telegraph publicaba en la página 16 un scoop extraído de un(...)

Leer más...

Este es el Islam

Autor: Raad Salad NAAMÁN, católico iraquí refugiado

El Corán, el libro sagrado de los musulmanes, no es un libro sagrado ni religioso sino es un libro violento, lleno de(...)

Leer más...

¿Quién consideraría legítima una reconci…

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

La unidad de los cristianos es tan deseable, que Cristo pidió al Padre por ella. Por tanto, toda iniciativa dirigida(...)

Leer más...

La crisis postconciliar de la vida relig…

Autor: Alberto ROYO, sacerdote

Las declaraciones del Cardenal Daniélou que crearon la polémica con los Generales de ciertos institutos religiosos hay(...)

Leer más...

¿Iglesia levadura o Iglesia aplaudida?

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Esta semana he leído una conferencia sobre la situación de la Iglesia y el por qué de la crisis que vivimos, que me ha dado mucha luz. He aquí(...)

Leer más...

¿Por qué el aborto no es la solución en …

Autor: Cristián VARGAS, doctor en Bioética

El aborto no es la solución en los embarazos vulnerables porque destruye la vida de dos seres humanos. La vida del hijo en(...)

Leer más...

Es guerra de religión, pero el Papa call…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Frente a la ofensiva del islamismo radical la tesis de Francisco es que "debemos acariciar los conflictos". Y olvidar Ratisbona. Con grave daño también para las corrientes reformistas del(...)

Leer más...

Rajoy, de héroe a villano

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Para uno que no sea español, es posible que le resulte difícil entender todo lo que se juega en la manifestación por la defensa de la vida que se(...)

Leer más...

Polémicas matrimoniales. Monseñor Santia…

Autor: Bruno MORENO, periodista

En los últimos artículos de esta serie, hemos analizado varias propuestas recientes contrarias a la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio, su indisolubilidad, etc. Algunas eran ingeniosas, otras(...)

Leer más...

Sentado en una iglesia vacía

Autor: Joseph ILLO, sacerdote

Cada domingo por la mañana me arrodillo ante el sagrario de una enorme iglesia vacía en una gran ciudad. La iglesia es mi iglesia, Estrella(...)

Leer más...

Francisco: Hay banderas de libertad que …

Autor: José Luis RESTÁN, periodista

En medio de un clamoroso silencio de los medios que suelen mostrarse entusiasmados con lo que llaman «la revolución de Francisco», el Papa ha(...)

Leer más...

La tarta de la discordia

Autor: Ignacio ARECHAGA, periodista

Los profesionales que, por sus convicciones, prefieren mantenerse al margen de las «bodas gais», son presentados por el nuevo establishmentcomo gente intolerante. Pero el epíteto(...)

Leer más...

Proyecto de Ley de Fecundación Artificia…

Autor: Carlos ÁLVAREZ COZZI, catedrático de Derecho

La LeyLeer más...

El ejemplo del Papa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Francisco continúa, con tesón y eficacia, su labor de hacerse "voz de los sin voz", una tarea eminentemente evangélica que caracteriza su pontificado. Esta semana ha hechos(...)

Leer más...

¿Diversidad o disidencia?

Autor: Rogelio LIVIERES, obispo emérito de Ciudad del Este

La Iglesia Católica es una. No(...)

Leer más...

Lista de precios de cristianas en el mer…

Autor: WIEDERHOLEN, médico

En el mercado de esclavas del Estado Islámico las niñas cristianas y yazidíes de uno a nueve años se han vendido en los mercados de esclavas(...)

Leer más...

El ejemplo de los mártires

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

En la misma semana en que una joven pareja es quemada viva en Paquistán por haber quemado, supuestamente, una página del Corán, se ha presentado(...)

Leer más...

Cuando la mayoría de los esclavos en Ame…

Autor: José Ángel ANTONIO, periodista

¿Cuántas películas ha visto sobre esclavos negros maltratados por sus amos blancos? La horrible institución de la esclavitud que oprimió durante varios(...)

Leer más...

La "Evangelii gaudium" del Papa emérito …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Ratzinger ha roto otra vez el silencio. Para advertir que un diálogo que renuncia a la verdad es "letal" para la propagación de la fe(...)

Leer más...

El Papa y los excluidos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa se ha reunido esta semana con los representantes de un centenar de movimientos populares de distintas partes del mundo. Una reunión que ha convocado a un heterogéneo,(...)

Leer más...

La mayoría de los clérigos anglicanos es…

Autor: Juan José ROMERO, periodista

Supongo que debería titular clérigos y clérigas. Me ha parecido interesante porque es el modelo en el que algunos quieren(...)

Leer más...

Las parejas que conviven se preparan par…

Autor: Massimo INTROVIGNE, sociólogo

Respecto de la relación final del Sínodo, se ha discutido mucho sobre tres párrafos –52 y 53, sobre la comunión a algunas categorías de divorciados vueltos a casar, y(...)

Leer más...

La revolución paciente de Francisco

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

No es verdad que Francisco haya estado en silencio durante las dos semanas del sínodo. En las homilías matutinas en Santa Marta martillaba cada día(...)

Leer más...

PP y aborto, la gran mutación

Autor: Benigno BLANCO, presidente del Foro de la Familia

La decisión del Presidente Rajoy de mantener vigente la ley Aído/ZP del aborto, incumpliendo –a pesar de su mayoría absoluta–(...)

Leer más...

Benedicto enseña de nuevo

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa emérito Benedicto ha enviado un mensaje a la Pontificia Universidad Urbaniana, con motivo de la inauguración de un aula de conferencias que lleva su nombre. El tema(...)

Leer más...

Polémicas matrimoniales. La supresión de…

Autor: Bruno MORENO, periodista

Ayer sábado se publicó la Relatio final del Sínodo Extraordinario sobre la familia. La verdad, fue un alivio comprobar que el(...)

Leer más...

La verdadera historia de este Sínodo. Di…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Nuevos paradigmas sobre divorcio y homosexualidad ya son normales en los vértices de la Iglesia. No se ha decidido nada, pero Francisco es paciente. Un historiador americano confuta las(...)

Leer más...

V Centenario de Santa Teresa

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

En la ciudad de Ávila, donde nació y vivió Santa Teresa de Jesús hace quinientos años, se inicia hoy, día de la(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4