Text Size
Jueves, Octubre 23, 2014
bg articulos

  

La frase del día: 

"Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta"
San Agustín

¡Necesitamos la paz!

Autor: Antonio CAÑIZARES, Cardenal Prefecto de la Congregación de Culto Divino

La paz está amenazada, muy amenazada. La paz está rota en Siria y en otros muchos lugares de la tierra. Guerras, conflictos, violencia, terrorismo... continúan cosechando víctimas inocentes y generando divisiones y heridas que no se cierran. La paz parece, a veces, una meta verdaderamente inalcanzable. Con el panorama de fondo que tenemos en estos últimos tiempos, ¿cabe esperar la paz? ¡Sí, cabe esperar que venga la paz! ¡Podemos y debemos esperar una verdadera paz en el mundo; habrá un futuro de paz en la tierra! ¡La paz es posible! No se trata de un eslogan, sino de una certeza, porque la paz ha llegado ya en Aquél que trae la paz, que anuncia gozosamente la paz, que ha vencido el odio, que proclama bienaventurados a quienes trabajan por la paz. Ante una paz amenazada y rota, en una situación difícil para la paz como la que atravesamos, no podemos cruzarnos de brazos, o permanecer atenazados por el temor o la incertidumbre, o por la sola crítica a quienes la amenazan o la rompen. Necesitamos intervenir. Todos.

El Santo Padre no cesa de llamar a la paz, sobre todo en Siria, sobre todo desde su vibrante y angustioso llamamiento a la paz durante la oración del Angelus del domingo primero de este mes de septiembre, prolongado en todas sus intervenciones posteriores y hasta en el mismo semblante de preocupación que se adivina en su rostro. En este llamamiento no cesa de recordarnos que una de las intervenciones, sin duda una de las más poderosas, es la oración. La oración entraña un enorme poder espiritual, sobre todo cuando va acompañada del ayuno, del sacrificio y del sufrimiento. Por eso convocó a toda la Iglesia, al resto de las confesiones cristianas, a las otras religiones e incluso a los no creyentes, a una jornada de ayuno y de oración el pasado sábado. ¡Qué impresionante la plaza de San Pedro, en Roma, el sábado por la tarde noche!, llena de gente orando con el Papa, a quien, simultáneamente, se le acompañaba en la misma plegaria en todos los rincones de la tierra: el mundo de rodillas implorando la paz, de Quien viene y vendrá, con toda certeza, la paz.

Pero aquello del pasado sábado no fue un acto de unas horas que pasa. Esa plegaria y aquel ayuno continúan. Todos quedamos emplazados para unirnos al Papa, desde nuestro sitio, para seguir orando y suplicando a Dios por la paz, con ayuno y sacrificio, unidos a tanto sacrificio de cuantos sufren lo inimaginable por la falta de paz, por la guerra fratricida –amasada de intereses bastardos–. La oración, resistente como el acero cuando se templa bien al fuego del sacrificio y del perdón, hecha con fe y absoluta confianza y con todo el corazón, es la sola arma eficaz para penetrar hasta el corazón, que es donde nacen los sentimientos y las pasiones de los hombres, arma eficaz para acabar con la guerra, para que se implante la paz y se destierre de manera definitiva la violencia, el odio, la injusticia.

Para alcanzar la paz, además, educar para la paz. Esto es más urgente que nunca, porque los hombres, ante las tragedias violentas y destructoras que siguen afligiendo la humanidad, están tentados de abandonarse a la resignación y al fatalismo, como si la paz fuera un ideal inalcanzable. Hay que seguir apostando por una evidencia: ¡la paz es posible; más aún, la paz es necesaria! Necesitamos la paz que exige dominar el afán de todo hombre de sobresalir y de vencer, la intolerancia frente a los que piensan de manera diferente, o la tendencia a la exclusión. Necesitamos la paz que es fruto del cumplimiento de las bienaventuranzas, de la extinción de la causa de la violencia y de la ambición desmesurada del poder, de las riquezas, del interés propio y del egoísmo. Necesitamos la paz que antepone a otras cosas la mansedumbre, que ofrece a los demás el poder y la supremacía –que no el «vasallaje» ni la rendición a la injusticia ni a la iniquidad–, y que exige hacer gestos valientes de desarme, de diálogo auténtico, de afabilidad firme. La paz exige humildad –también social– para aceptar cualquier iniciativa que venga a solucionar o a perfeccionar la vida social. La paz se ha de construir sobre los cuatro pilares o bases señaladas por Juan XXIII, la verdad, la justicia, el amor y la libertad. Se impone pues un deber a todos los amantes de la paz, a los constructores de la paz: educar a toda la población en estos ideales, para preparar una era mejor para toda la humanidad. Educar en la legalidad y observancia del derecho, porque el derecho favorece la paz –«si quieres la paz, trabaja por la justicia», trabaja por el derecho, reza un viejo adagio–, educar en el respeto al orden jurídico y ético: así la fuerza material de las armas será reemplazada con la fuerza moral del derecho y de la moral. El derecho internacional está llamado cada vez más a ser exclusivamente un derecho de la paz, concebida en función de la justicia y de la solidaridad. Y, en este contexto, la moral debe fecundar el derecho; ella puede ejercer también la anticipación del derecho, en la medida en que indica la dirección de lo que es justo y bueno. Pero no se llegará al final del camino si la justicia no se integra con el amor. Por sí sola la justicia no basta. Más aún puede llegar a negarse a sí misma, si no se abre a la fuerza más profunda del amor. Y aquí tocamos la clave principal para la convivencia y la paz. Me decía hace un par de meses escasos un político muy conocido y de relieve internacional, un gran estadista de un país que sabe tanto históricamente de sufrimientos y de violencia: «Sin Dios no habrá convivencia entre los hombres y los pueblos; sin Dios no es posible la paz»: No lo olvidemos, Dios es, Dios es Amor. ¡Necesitamos la paz. Necesitamos a Dios. Sin Dios no será posible la paz, que es don suyo y reclama el amor!

articulos
Prev Next

Polémicas matrimoniales. La supresión de…

Autor: Bruno MORENO, periodista

Ayer sábado se publicó la Relatio final del Sínodo Extraordinario sobre la familia. La verdad, fue un alivio comprobar que el(...)

Leer más...

La verdadera historia de este Sínodo. Di…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Nuevos paradigmas sobre divorcio y homosexualidad ya son normales en los vértices de la Iglesia. No se ha decidido nada, pero Francisco es paciente. Un historiador americano confuta las(...)

Leer más...

V Centenario de Santa Teresa

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

En la ciudad de Ávila, donde nació y vivió Santa Teresa de Jesús hace quinientos años, se inicia hoy, día de la(...)

Leer más...

Pablo VI, el Papa mártir

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El domingo, si Dios quiere, el Papa Francisco beatificará a uno de sus predecesores, el Papa Pablo VI. Del Papa Montini -ese era su apellido- se recuerda en estos(...)

Leer más...

Un Sínodo opaco

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Sínodo sobre la familia se encuentra terminando la primera mitad de su primera mitad. Es decir, lleva una semana de recorrido y le falta otra para concluir la(...)

Leer más...

La persecución encarnizada contra los Te…

Autor: Alberto ROYO, sacerdote

Tantas cosas y tan graves llegaban a oídos del Papa sobre(...)

Leer más...

Del esplendor a la decadencia de los Tem…

Autor: Alberto Royo, sacerdote

Aquellos “Christi milites", como se apellidaron en(...)

Leer más...

Cincuenta años agrediendo a otros acusán…

Autor: Luigi NEGRI, arzobispo de Ferrara

Es un hecho triste pero ampliamente previsto. Durante más de cincuenta años he visto ante mi a estos facinerosos -que golpean a los otros acusándoles de ser(...)

Leer más...

El abortismo tiene padrino

Autor: Vicente A. GUILLAMÓN

El abortismo, su propagación y defensa tiene padrinos, tiene quienes lo fomentan y apoyan, y quienes lo han convertido en un negocio tan macabro y moralmente criminal como rentable,(...)

Leer más...

El obispo destituido en Paraguay: la pal…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Es raro que un Papa destituya a un obispo. Y es aún más novelesco que un Papa jesuita expulse a un obispo del Opus Dei.

Leer más...

¿Apostar por la vida? (I)

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal arzobispo de Valencia

Escribo esta colaboración semanal en La Razón desde Buenafuente del Sistal, un pequeño rincón del Señorío de Molina donde se halla el monasterio cisterciense de Santa(...)

Leer más...

Aborto, Crimen y Libertad

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

En el Libro “Aborto cero”, por cierto muy buen libro, Esperanza Oña, diputada provida en Andalucía, cosa espero siga siendo a pesar del gigantesco engaño de Rajoy, cuenta en(...)

Leer más...

Voz de los sin voz

Autor: Mons.Ignacio Munilla

La retirada por parte del Presidente de Gobierno del “Anteproyecto de Ley Orgánica para la Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada” es(...)

Leer más...

La izquierda se queda sola en España. La…

Autor: Alex ROSAL, periodista

Hace unos años había en España un partido (PSOE) que quería subir los impuestos y, otro (PP), bajarlos. El primero quería más escuela pública y laica, y el segundo más(...)

Leer más...

No podemos

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

No podemos. Esto es lo que hay(...)

Leer más...

Aborto y voto legislativo católico

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Ante el aparcamiento por parte del Gobierno del PP de la(...)

Leer más...

Scola: cuatro soluciones para los divorc…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Ante la proximidad del sínodo, el choque entre los fautores del cambio y los defensores de la doctrina y de la praxis bimilenaria de la Iglesia católica en materia(...)

Leer más...

La lección de Ratisbona, reivindicada

Autor: George WEIGEL, escritor

La noche del 12 de septiembre de 2006, mi esposa y yo estábamos cenando en Cracovia con unos amigos polacos cuando un nervioso vaticanista italiano (perdonad la redundancia de(...)

Leer más...

Para el próximo Sínodo están abiertas la…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

El sínodo sobre la familia convocado en octubre en el Vaticano se asemeja en una cosa al papa Francisco: no deja prever cómo se desarrollará y mucho menos cómo(...)

Leer más...

Polémicas matrimoniales. San Jerónimo

Autor: Bruno MORENO, periodista

Como parte de esta serie de artículos(...)

Leer más...

La Asociación de Teólogos Juan XXIII: Po…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

¿La Asociación de Teólogos Juan XXIII es una Asociación Católica?: La respuesta es que hay demasiados errores doctrinales y morales para poder dar una respuesta afirmativa.

Leer más...

La canonización del diálogo y el destier…

Autor: Santiago GONZÁLEZ, sacerdote

La palabra «DIÁLOGO» parece haberse convertido en objeto de canonización «conceptual». En el lenguaje pastoral, catequético, formativo, homilético…y hasta doctrinal, el DIÁLOGO es aquel vocablo ante el cual todos(...)

Leer más...

Una denuncia valiente

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Hacía tiempo que no leía nada tan lúcido y certero como la acusación hecha por el cardenal George, de Chicago, contra su propio país, Estados Unidos. Quizá, si esa(...)

Leer más...

«La hermosa verdad sobre el matrimonio y…

Autor: Monseñor José H. Gómez. Arzobispo de Los Ángeles

 

El matrimonio y la familia no son sólo(...)

Leer más...

Marías y la defensa de la vida

Autor: Antonio CAÑIZARES, prefecto de la Congregación del Culto Divino

El legado que nos dejó D. Julián Marías, humanista señero, apasionado por el hombre, por la persona, es gigantesco y plurifacético. Uno de(...)

Leer más...

Natividad de María

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Falta ya poco para que se cumpla el tiempo del Año Jubilar que los Franciscanos de María estamos celebrando con motivo de nuestro XXV aniversario. Está siendo un año(...)

Leer más...

Vuelvo a España

Autor: Antonio CAÑIZARES, cardenal prefecto de la Congregación para el Culto Divino

Con corazón abierto a las palabras evangélicas de Jesús: «Venid a mí...aprended de mí...» vuelvo a España. Con alegría y esperanza(...)

Leer más...

El colmo de la ideología de género

Autor: Carlos ÁLVAREZ, catedrático de Derecho

El mundo al(...)

Leer más...

Todas las religiones son iguales: falso,…

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Mateo 16,13-20 es un trozo muy conocido(...)

Leer más...

La violencia islamista, ¿nada que ver co…

Autor: Manuel CRUZ, catedrático de Filosofía

¿A quien creer? ¿Existe un Islam moderado, tolerante, respetuoso con los derechos humanos, especialmente con la libertad religiosa y otro Islam represivo, intolerante,(...)

Leer más...

La violencia islamista, ¿nada que ver co…

Autor: Manuel Cruz Rodríguez, Catedrático de Filosofía Contemporánea en la Universidad de Barcelona

 

Leer más...

Aberraciones

Autor: Juan M. de PRADA

Cuenta Leonardo Castellani que, visitando allá por los años treinta el Museo de los Horrores de Nuremberg, el dominico Renard le dijo: –«La Edad Media ocultaba el crimen(...)

Leer más...

Buenas noticias para España

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Normalidad. Esa es la palabra que mejor define los cambios que se han anunciado para las Archidiócesis de Madrid y Valencia y que se llevarán a cabo en el(...)

Leer más...

La sucesión en Madrid afecta a la CEE y …

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

Cuando mañana se haga oficial la(...)

Leer más...

"Ojo por ojo..." o amor por amor

Autor: José F. VAQUERO

“Ojo por ojo, y el mundo acabará ciego”. La frase, de Mahatma Gandhi, parece hoy de mayor actualidad. Gaza, Ucrania, Irak, Siria... Miserias y enfermedades del tercer mundo, según(...)

Leer más...

¿Alegría cristiana sin esfuerzo moral?

Autor: Santiago GONZÁLEZ, sacerdote

Se trata de la corriente ideológica que, sin líder definido y sin estructura establecida, se extiende cada vez más dentro del catolicismo: una «nueva fe» vivida desde la sola(...)

Leer más...
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4