Text Size
Sábado, Julio 04, 2015
bg articulos

  

La frase del día: 

"Solo el que sirve con amor sabe custodiar"
Papa Francisco

Los errores de las sectas (IX)

Autor: Rubén GERARDO, ex miembro de una secta

Entre los argumentos que usan las sectas para acusar a la Iglesia de haber adoptado costumbres paganas, está la crítica al rezo del Santo Rosario. Su primer razonamiento es que en ninguna parte instruye la Biblia orar a una mujer y que sólo menciona oraciones dirigidas a Dios.

Enfatizan recordando que la primera epístola a Timoteo 2:5 afirma que hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo. Sin embargo encontramos, de inicio, tres tergiversaciones que intentan aplicar a ese argumento: primero, repiten con frecuencia la acusación de que la Iglesia está considerando a María y los santos como "otros dioses". Sobra decir que los católicos reconocemos a un solo Dios verdadero; por el contrario, podríamos citar varias ramas del protestantismo que declaran como dioses independientes a Jesucristo y al Espíritu Santo, porque rechazan el dogma de la Santísima Trinidad. Segundo, rezar es una palabra que implica recitar algo, sea de memoria o leyendo, pero de ningún modo es sinónimo indispensable de adoración. Similarmente "orar" implica el hecho de hablar. Por ejemplo cuando una persona habla en público, literalmente está orando, pero es lógico que esto no significa estar adorando a su público. Tercero: pretenden que pedir una intercesión ante Dios implica necesariamente el rechazo de la mediación redentora de Cristo. Sin duda reconocemos a Cristo como el único Salvador, pero eso no contradice la intercesión entre los fieles. En la Escritura encontramos muchos pasajes en los que hombres fieles piden a otros interceder ante Dios por ellos. San Pablo en su carta a los romanos 15:30 dice: "Os suplico hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu Santo, que luchéis juntamente conmigo en vuestra oraciones rogando a Dios por mí." No podríamos tergiversar esto diciendo que Pablo está desconociendo la mediación de Cristo por el hecho de hacer aquella súplica a otras personas. Por el contrario, eso demuestra la maravillosa comunión que existe entre los fieles dentro del mismo cuerpo que es la Iglesia. Los miembros de las sectas, por otro lado, acostumbran hacer campañas donde invocan mutuamente el favor sanador de Dios. Su defensa es afirmar que ellos lo hacen con personas vivas, pero que los católicos estamos invocando a personas muertas. Si ellos quieren tomar la muerte física como un corte de la comunión espiritual que existe entre hermanos en Cristo, entonces están asumiendo el triunfo de la muerte, pero sabemos que la resurrección de Cristo la vence. La Escritura declara que Dios no es un Dios de muertos sino de vivos y por eso nuestro Credo declara la doctrina de la comunión de los santos. La victoria de Cristo hace que los fieles permanezcan unidos y nada puede romper eso porque es un don Divino. Consecuentemente si nos dirigimos a María o a otras personas santas, aunque ya no están físicamente presentes, lo hacemos convencidos de que ellos se encuentran en contacto con Dios y que en Su presencia pueden interceder por todo el cuerpo unido. Además, está claro que Jesús aceptó la mediación de su Madre cuando, en Caná de Galilea, ella le pidió que ayudara a los recién casados que se habían quedado sin vino durante la fiesta de bodas.

Continuando sobre la crítica sectaria al Santo Rosario, los protestantes aluden que un círculo semejante de cuentas ya fue usado en el culto a Astarté, la diosa-madre, unos 800 años antes de Cristo. Dicen que igualmente los bramas usan rosarios con cientos de canicas, al igual que los adoradores de Vishnu y budistas en la India y en el Tíbet. Si tuviéramos que basarnos en ese tipo de análisis, encontraríamos que los cultos paganos también rezan, tienen altares, tienen libros, cantan, ayunan, danzan, construyen templos, bautizan y una infinidad de otros aspectos similares a la liturgia y costumbres de religiones cristianas. Por tanto, bajo la forzada visión protestante, no deberíamos tampoco hacer ni usar nada de eso, o podríamos acusarles malsanamente de "paganos". La historia del Rosario puede ser encontrada ampliamente en muchos escritos donde se ve que, por supuesto, no tiene relación alguna con adoraciones idolátricas. Al tal extremo llevan su crítica que un autor protestante afirmaba el absurdo de que, por el hecho de que durante el rezo de un Rosario se repiten los Ave María casi nueve veces más que el Padrenuestro, estamos dando más importancia a María que a Jesucristo.  Cuando muchos de proponen defender caprichos basados en el aborrecimiento, siempre fuerzan argumentos que parecen lógicos o tergiversan la verdad, demostrando en realidad una mediocre comprensión de las cosas. Un pasaje bíblico que usan con frecuencia es el de San Mateo 6,7: "Y al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo". (En la traducción protestante y otras dice: "No uséis vanas repeticiones". ) Es cierto que podemos cometer ese error. El Papa Juan Pablo II en su Carta Apostólica dedicada al Rosario nos previene cuidar de que no se lo convierta en una repetición mecánica de fórmulas, recordándonos que debe ser más bien una oración meditativa, contemplativa y afirmando que sin esta dimensión se desnaturaliza. El Salmo 136, por ejemplo, repite 26 veces la frase: "Porque es eterno su amor". ¿podrían los sectarios calificar eso como una vana repetición y rechazarlo de su Biblia? Se entiende que este cántico se hacía meditando en cado uno de los versos que proponen profundos motivos de alabanza a Dios.  Por eso también el Papa explica que el Rosario concentra en sí la profundidad de todo el mensaje evangélico, del cual es como un compendio.
Encontrándome aún en una secta, recibí la carta de una pareja que era líder de ese grupo, donde me aconsejaban rezar el Santo Rosario. Educado en los arraigados prejuicios que abundan en ese ambiente, esa carta no dejó de sorprenderme enormemente, pero por alguna razón la conservé y luego de mi retorno llegué a comprender la preciosa meditación y respeto al evangelio a que puede conducir su práctica ya que, contrariamente a su observación superficial, es una oración centrada en la cristología.

articulos
Prev Next

El adulterio es una injusticia. Respuest…

Autor: Juan Jose PÉREZ SOBA, sacerdote

En su último artículo sobre(...)

Leer más...

Pamplinas de nenazas

Autor: Juan Manuel DE PRADA, periodista

Las recientes masacres islamistas nos han permitido escuchar algunas pamplinas que dan grima. El primero en piar chorradas blandengues ha sido Pedrín Sánchez,(...)

Leer más...

El Papa vuelve a casa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Papa Francisco, el primer Papa latinoamericano de la historia, vuelve a su continente -no a su patria, que es Argentina, y donde aún no hay fecha prevista para su viaje-. Es la(...)

Leer más...

Conversión ecológica

Autor: Mons. José Ignacio Munilla

Mientras que sectores del republicanismo estadounidense, han acusado al Papa de meterse donde no se le llama; las asociaciones que pretenden compaginar su ecologismo con la agenda abortista(...)

Leer más...

El católico que acabó con el matrimonio …

Autor: Carmelo LÓPEZ-ARIAS, periodista

Finalmente el juez Anthony Kennedy ha inclinado la balanza y el matrimonio como institución con reflejo legal queda destruido también en Estados Unidos. Al obligar(...)

Leer más...

La Eucaristía en mi vida

Autor: Manuel MORALES, agustino

Asumo el reto de escribir unas letras sobre mi relación con la Eucaristía como una gracia que se me ofrece. Para un examen de conciencia(...)

Leer más...

Cristianos en la Universidad

Autor: Francisco Javier GARCÍA, catedrático de Química

La Universidad tiene su origen en la Europa medieval cristiana. Probablemente fue creada como(...)

Leer más...

La misericordia como excusa

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Instrumentum Laboris del próximo Sínodo, que es el material de trabajo que se usará para comenzar los debates, ha sido presentado esta semana. Recoge las propuestas con que se cerró el Sínodo(...)

Leer más...

Bergoglio, gran diplomático. Con alguna …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

"No hemos tenido nunca tanto trabajo", asegura el embajador británico ante la Santa Sede, Nigel Baker. "Todos los gobiernos nos piden continuamente informes sobre los(...)

Leer más...

Pederastia e ideología de género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

Estoy profundamente escandalizado de la hipocresía y maldad de los laicistas que mientras critican, con razón, a los sacerdotes y religiosos pederastas,intentan ellos introducir la pederastia, disfrazada de las(...)

Leer más...

El otro Francisco: el que predica la cas…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

La encíclica "Laudato si'" ha tenido una resonancia enorme a escala planetaria, pero esa resonancia ha sido también muy selectiva. La propuesta general de la(...)

Leer más...

Género

Autor: Pedro TREVIJANO, sacerdote

El Parlamento Europeo ha aprobado el día(...)

Leer más...

"Laudato sí", la encíclica franciscana c…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Parece difícil hoy hablar a favor de algo sin que se vaya en contra de algo. Ya la sabiduría popular dice, cuando se alaba a(...)

Leer más...

Sínodo. La hora de África

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Se han reunido en Accra los presidentes de las conferencias episcopales del continente. Con Robert Sarah y otros cuatro cardenales. Todos de acuerdo en contrastar(...)

Leer más...

Sínodo: El doble grito de alarma del car…

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Ha presidido durante cinco años el pontificio consejo para la familia. La comunión a los divorciados que se han vuelto a casar, advierte, marcaría no(...)

Leer más...

Kasper aclara las cosas

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

Llevamos año y medio viviendo, padeciendo, aguantando, una ficción. La que se deriva de un supuesto falso. Un supuesto que, nada menos, hacía al Papa promotor de un cambio doctrinal, moral y pastoral(...)

Leer más...

Kasper y la homosexualidad en la Escritu…

Autor: Pedro Trevijano Etcheverria, sacerdote

La tarea de controlar nuestra sexualidad es de todos, homo y heterosexuales, pues somos personas libres y es una tarea realizable, especialmente si nos apoyamos en Dios y en(...)

Leer más...

El informe sobre Medjugorje

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La visita del Papa a Sarajevo, la capital de Bosnia-Herzegovina, es mucho más que una visita a un país. Se trata del encuentro con un símbolo. Una ciudad que fue símbolo de convivencia(...)

Leer más...

La lección que debemos aprender de la vi…

Autor: Massimo INTROVIGNE, sociólogo

La victoria del «sí» al «matrimonio» entre personas del mismo sexo en Irlanda, ampliamente prevista, constituye una lección para quien defiende a la familia en(...)

Leer más...

La influencia de la Iglesia en las legis…

Autor: Carlos ÁLVAREZ-COZZI, catedrático de Derecho

Es evidente que en los países con población de mayoría católica, como es claramente el caso de Latinoamérica, el(...)

Leer más...

Sínodo: La batalla de Alemania

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Con una coincidencia temporal perfecta, precisamente mientras en el Vaticano, hace cuatro días, el consejo y la secretaría general del Sínodo de los obispos preparaban(...)

Leer más...

Indignidad y derrota

Autor: Francisco José SOLER, doctor en Filosofía

Nunca, en la historia de la democracia española, había comenzado un gobierno con tanto respaldo en el parlamento, en las comunidades autónomas y en los ayuntamientos como lo tuvo el(...)

Leer más...

Una solución equivocada

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El referéndum sobre el matrimonio gay en Irlanda, que ha supuesto una derrota sin paliativos para la familia (más de veinte puntos de diferencia a favor de los gays), ha sido calificado por(...)

Leer más...

Si el cristianismo hubiese nacido en nue…

Autor: Robi RONZA, periodista

No sólo para la Iglesia, sino para la causa de la libertad en general, la situación es peor de lo que podría imaginarse: esto es sustancialmente(...)

Leer más...

Santos complementarios para una misma Ig…

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La beatificación de monseñor Romero en El Salvador, que ha tenido lugar este sábado, ha sido recibida por muchos como una bendición de la Teología de la Liberación de influencia marxista. Unos lo(...)

Leer más...

Weigel alza la voz contra el desastre de…

Autor: Jorge SOLEY, economista

George Weigel es todo un personaje. Conocedor como pocos tanto de las grandes tendencias como de los(...)

Leer más...

La fe del Rocío

Autor: Manuel MORALES, agustino

Por circunstancias de la Providencia, he coincidido en Huelva con las fiestas del Rocío. ¡Una ocasión de oro para conocer más(...)

Leer más...

Los dos Franciscos, el de los medios de …

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Del Papa Francisco hay ahora dos versiones cada vez más distantes entre ellas: el Francisco de los medios de comunicación y el verdadero, el real.(...)

Leer más...

Cristo y los pobres

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

La manipulación que hacen, en general, los grandes medios de comunicación sobre el Papa Francisco a veces es tan descarada y evidente que debería ser objeto de estudio en las Facultades de Periodismo(...)

Leer más...

La puerta cerrada del Papa Francisco

Autor: Sandro MAGISTER, periodista

Desde que acabó el sínodo de 2014, el Papa Francisco ha intervenido decenas de veces sobre aborto, divorcio y  homosexualidad. Pero no ha vuelto a(...)

Leer más...

La Iglesia vuelve a perder naciones ente…

Autor: Luis Fernando PÉREZ, periodista

A principios del siglo XVI, Europa entera era católica u ortodoxa. Las naciones ortodoxas a finales de dicho siglo eran las mismas. Al menos las que no habían sido invadidas por el(...)

Leer más...

Los "amigos" de Francisco

Autor: Santiago MARTÍN, sacerdote

El Santo Padre lleva ya varios meses dedicando sus palabras en la audiencia general de los miércoles al tema de la familia. Esta semana ha dicho algo que merece(...)

Leer más...
blog
blog-rojobilbao
 
blog-credo
 
blog-biografia enlaces 

tvonline misadeldiafranciscanosdemarialibroslibresNUEVAWEB-franciscanos-4